Emplazada en un pequeño pueblo de Segovia, en Otero de Herreros, a los pies de la sierra de Guadarrama, se encuentra la finca de La Estación, una finca de bodas muy especial.

La Estación es una finca para bodas industriales, con su propia estación de tren, sus paredes de ladrillo y sus antiguas que recorren las entrañas de la propia Estación.

Mario y Esther, una de nuestras parejas más afortunadas de este año (sólo 3 semanas después de su enlace se decretó el Estado de Alarma en España que aún hoy sigue durando) se decidieron por la Estación para celebrar el 22 de febrero de 2020 su boda y aunque por las fechas el tiempo podría no haber sido favorable, brilló el sol tanto como si fuera un buen día de primavera.

Esther y Mario tuvieron una preciosa boda industrial, Esther se vistió en la misma Estación, con un vestido diseñado por ella misma, y Mario en una casita contigua, justo al lado. Ambos estaban radianes y emocionados.

Se dieron el sí quiero en la iglesia de los Santos Justo y Pastor, en el pueblo de Otero de Herreros. Después volvimos a la Estación donde sus amigos les prepararon una entrada al cóctel llena de bengalas, música y muchos bailes y donde pudimos aprovechar unos minutos para pasear por las antiguas vías del tren y fotografiarles ya siendo marido y mujer.

El catering corrió a cargo de Artigot catering que además de tener una decoración preciosa para los stans de comida, su sabor no deja indiferente.

El día lo cerraron Esther y su padre bailando, y todos los demás dándolo todo en la discoteca.

¡Gracias, de corazón Esther y Mario por habernos elegido! Nos encantó disfrutar de vuestro gran día con vosotros.

Y a todos los compañeros de esta boda, nos sentimos acogidos con vosotros 💙

SHARE
Comentarios